EL CRISTO INTERNO

Dentro del corazón de todos y cada uno de nosotros flamea la esencia Divina que es la misma en todos, prescindiendo de religión, color o condición social, que denominamos "El Cristo Interno", el anclaje de la "Magna Presencia YO SOY".

El Cristo Interno -que Jesús manifestó a plenitud, de allí que la humanidad lo conozca como "Jesús El Cristo"- es la esencia Divina de Dios que late en cada corazón humano y conforma una llama triple.

Del lado izquierdo de tu corazón flamea una Llama Azul, que es la Voluntad, la Fuerza, la Fe de Dios; en el centro, flamea la Llama Dorada, que es la Sabiduría de Dios; y del lado derecho flamea la Llama Rosa que es todo el Amor, la Actividad de Dios.

Es allí donde Dios se encuentra "más cerca que tus propias manos y tus pies". Por eso, nunca puedes decir que eres débil y que no tienes fe porque toda la Fuerza y la Fe de Dios la tienes ya anclada en el corazón. No puedes decir que eres bruto y que no sabes, porque toda la Sabiduría de Dios la tienes ya ancalda en tu corazón. No puedes decir que odias y que detestas algo o a alguien porque todo el Amor de Dios lo tienes ya anclado en tu corazón.

Decir esto sería negar la Luz de Dios ["Dios es Luz", 1 Juan 1:5] en tu corazón, por ende haciéndote uno con la oscuridad y todo lo que la oscuridad es y acarrea.

Tú eres un hijo de Dios [creado "a imagen y semejanza" de Dios – Génesis 1:26] Reconoce la Divinidad anclada en ti y en tu prójimo, así como en todos los seres humanos por igual. Reclama tu Divinidad diciendo:

¡"Magna Presencia de Dios YO SOY", te reconozco en mí y en todos los seres humanos por igual! ¡Te invoco a la acción para que asumas el mando y el control de todos mis actos, a fin de manifestar la Voluntad de Dios por doquier (que es el Bien), a través de Tu anclaje en mí, el Cristo Interno. Gracias Padre."!

Y cuando te parezca ver que tu prójimo está haciendo algo que no es correcto, dirígetele mentalmente en los siguientes términos:

"¡Magna Presencia de Dios YO SOY, te reconozco en esta persona! ¡Te bendigo y te invoco a la acción para que manifiestes en esta persona la Perfección de que eres capaz!"

TU ERES LA PRESENCIA DE DIOS

Tu eres la Presencia de Dios en el lugar donde te encuentres. Igual que una central eléctrica da luz a  millones de lamparitas o bombillas, Dios también da luz a través de nosotros.

Por eso es importante hacerse conciente del tipo de individualidad que poseemos. Dicen que Dios es la unidad múltiple perfecta. Al comprender que somos individualizaciones de Dios nos ayudará a perder el temor.

Muchas veces tendremos que realizar tareas que aparentemente son más grandes que de las capacidades que nosotros podemos soportar, pero si tienes presente que puedes recurrir a Dios en esos momentos y creer y sentir que Dios actúa a través de ti, verás que todo se vuelve más fácil.

Dios, siendo El la vida, está individualizado donde quiera que haya vida.

3. Principio de Vibración

Uniendo este tema con el anterior comprobamos que en el universo todo vibra, las ideas de Platón, la Mente, llegando al átomo. El pensamiento positivo vibra a un nivel altísimo, sus colores son brillantes, claros, luminosos. El pensamiento negativo vibra despacio y sus colores son opacos. Los estados de ánimo vibran y lanzan al espacio esas vibraciones en sonidos y en colores. Todos los estados mentales se lanzan al exterior del cuerpo que los crea, van golpeando cuerpos afines como hacen los instrumentos musicales, y estas vibraciones afectan en bien o mal a otras mentes, aumentando los estados emocionales y mentales que está en tono con ella.

A ti, que lees, Yo te hablo.  
 

       Si, a ti, que durante tantos años, y en continuo ir y venir, has estado ansiosamente buscando en libros y enseñanzas, en filosofías y religiones, algo que no has sabido a punto fijo qué; no pudiendo ser, sin embargo, mas que: Verdad, Felicidad, Libertad, Dios.

       A ti, que te sientes cansado, desalentado y has perdido casi toda esperanza.

       A ti, que muchas veces has logrado percibir un destello de esa "Verdad", pero que, al seguirla y tratar de alcanzarla, la viste desaparecer en lontananza, como sucede con el espejismo en el desierto.

       A ti, que creíste haberla encontrado en un gran instructor, reconocido como el jefe de alguna Sociedad, Fraternidad o Religión, y que a ti te pareció ser un "Maestro", por las maravillosas palabras de sabiduría y las obras que hacía; pero que, más tarde, pudiste darte cuenta de que ese "Maestro" no era sino una humana personalidad, con sus faltas, debilidades, secretos y pecados, tal como la tuya; aun cuando dicha personalidad pudo haber sido, no obstante, un conducto a través del cual se daban muchas hermosas enseñanzas que te parecieron la mas elevada "Verdad".

       He aquí, alma necesitada y hambrienta, que no sabes a dónde ni a quien recurrir.

      YO SOY quien a ti viene.

       Y también, a todos los que habéis comenzado a sentir la presencia de esa "Verdad" en lo íntimo del Alma, y buscáis corroborar aquéllo que últimamente ha estado vagamente esforzándose, desde vuestro interno, por tener una expresión viviente en vosotros.

      Sí, YO SOY el que viene ahora a todo aquél que sienta necesidad del verdadero "Pan de Vida".

   ¿Estás tú ya dispuesto a participar de él?

   Si es así, despierta. Siéntate. Calma tu mente humana y obedece  fielmente Mi palabra, tal como aquí la expreso, pues de no hacerlo así, tendrás que retirarte desilusionado, una vez mas, y llevando en tu corazón el dolor de tu necesidad no satisfecha.

  ¡YO!

   ¿Quien soy Yo?

   Sí.  Yo que hablo con tanto conocimiento y autoridad?

   ¡Atiende!

   YO SOY Tú, ese en Tí que ES y SABE.

   QUE SABE TODO.

   Que siempre supo y siempre ha sido.

   Sí, YO SOY Tú, Tu propio Ser; el que en ti dice: YO SOY, ¿ y qué es YO SOY?

   Ese muy íntimo en ti y trascendente, que, a medida que vas leyendo, despierta y responde a esta Mi Palabra al percibir en ella Su Verdad; ese que reconoce la Verdad y descarta el error dondequiera que lo encuentra.  Mas, no es ese que te ha alimentado en el error por tanto tiempo.

   Porque YO SOY tu Real Instructor, el único real que habrás de conocer, el único MAESTRO.

  Si, Yo, tu SER Divino

QUÉ ES EL YO SOY?

El poderoso verbo Yo Soy, más que un simple verbo es el Dios vivo, vivo en mí,  en los que me rodean y en todo el mundo. Yo Soy es la más pura manifestación de lo divino en la tierra, es la voluntad de Dios actuando a través de nosotros. Yo Soy es la VIDA eterna e indestructible, el "universo" es la mas clara manifestación de vida. Yo Soy es AMOR, él nos creó amándonos, esperando que nosotros descubramos y utilicemos esta fuente que todo lo cura. Yo Soy es la VERDAD, la presencia que impera en nuestras vidas y que sale a flote desde cualquier profundidad de mentira. Yo Soy es INTELIGENCIA, la energía que se mueve en nosotros y en todo lo que nos rodea. Yo Soy es UNIDAD, nosotros estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, somos una parte de él. Yo Soy es ESPIRITU, es la mágica presencia que todos poseemos, nosotros somos espíritu eternos. Yo Soy es PRINCIPIO, la armonía perfecta. Yo Soy es nuestro diario vivir, lo que nos rodea, lo que somos. Comprendo esto y lo acepto.