En el Universo existe una cantidad ilimitada de lo que necesito: amor, alegría, dinero, salud. Sé que puedo hacer pie en lo infinito para proveerme de todo lo que mi crecimiento como ser humano requiera." EL VERDADERO SABIO ES AQUEL QUE EXPRESA MUCHOS CONCEPTOS CON POCAS PALABRAS…………………………

Calma, respira… respira… respira. Tranquilo…”

Gracias, Señor! Dime, qué quieres compartir conmigo hoy?

“La Felicidad. Creer que la felicidad es posible para cada uno de mis hijos.
Porque son parte de mí y mi naturaleza es la felicidad, el regocijo.
La sequía es pasajera.”

Por qué me siento tonto escribiendo esto? Por qué siento que lo invento yo?

Porque metes tu mente, no razones… (silencio)

“Amor es el sinfín de la naturaleza.
La felicidad es su sustancia.
La convivencia armoniosa es posible y necesaria.
Mi vida son Uds..
Yo experimento lo que Uds. experimentan, no soy ajeno a esas cosas.
Por qué habrían de separarme?
Por qué habría de no serlo?
Dios experimenta la tristeza?
Sí, la experimenta pero no la sufre… sufrir no es mi naturaleza.
Aprender y experimentar, esa es mi naturaleza.
La parte más densa de mí es la naturaleza humana… la conoces?
Yo te invito a conocerla!
La naturaleza humana, no es sufrir, es INVESTIGAR, EXPERIMENTAR, CONOCER… por eso el miedo es innecesario.
Te invito a conocer la naturaleza humana.
No es dañina.
Han confundido lo que es la naturaleza humana como yo la concebí.
Te invito a conocerla!
(La naturaleza humana) Es alegre, investigadora, religiosa, espiritual, chamánica, viva, reflexiva, entusiasta, no teme experimentar pero desde mí (desde el Espíritu porque yo la aliento a buscar, a ir tras la aventura de conocerme), me ama y no resiste volver a mí; yo (Dios) soy su “tentación”, su “amor secreto”; su alegría está donde yo este; por eso no me teme en ninguna de mis manifestaciones.
(La Naturaleza humana) Es íntegra, fuerte, decidida, cognoscitiva, rebelde, justa, se equivoca para aprender, no pierde la esperanza, acude a mí bajo cualquiera de mis formas, es mi compañera de viaje y yo soy la suya porque vibro en su interior.
Quieres conocerme? Te invito!
(La Naturaleza Humana) Llora cuando lo siente, ríe cuando le toca reír, se enoja si debe hacerlo pero jamás daña, jamás porque ve mi rostro en cada ser humano.
Sabe que ahí estoy yo aprendiendo.
Cuando alguno debe llamar la atención de alguien, realmente me sirve de conducto a mí para quienes, en ese momento, no me escuchan en su interior. Entonces yo tomo su boca para llegar a ese hijo que me necesita. Yo estoy pendiente de vuestras vidas. Siempre los guío, a veces, hasta con palabras de sus compañeros.
Si estás pendiente de mí, me oirás.
La Naturaleza Humana no es dañina como yo la concebí. Es pura, limpia, activa.
Te invito a conocerla, a conocerte.
Esa naturaleza vive y vibra en tu interior. No sería maravilloso sentirlo? Estar aquí y “allá”? (aunque esto es un eufemismo porque todo es aquí)”.